jueves, 12 de agosto de 2010

MI REALIDAD

http://www.bosquemingshu.com/seres/hadas/galeria4/hada07.jpg

Mi realidad ,aquella que ven mis ojos, y que sienten mis alas, intentando ,en vano ,sobrevolarla, sin entender que  como el agua ,lo inunda  todo y que en su interior ,es imposible mover las alas para huir.
Mi mundo abstracto e imaginario, de frondosos bosques, donde en cada rama habitan cientos de seres bondadosos, que de sus manos fluye una energía blanca de sinceridad y cariño.
Pequeñas flores que esconden hadas de colores, que con su simpatía colorean el día de luces amarillas, impregnando de ilusión cada ápice de la brisa. También hay hoscos troncos que cayeron hace tiempo y que no han podido renacer tras su abatimiento, y en su espera incierta , devoran su propia madera ,de la desesperacion de desear que la luz del sol se pose sobre ellos, cuando no se dan cuenta,que se ocultan bajo la sombra de grandes pinos. Joviales libélulas que con sus largo cuerpo y sus alas eclepticas, llenan la vida de aventuras, y ambiciones sanas.
 Alguna vez has seguido a una libélula? Consiguen mantener la tensión de tu razón, de tu interés, captan la atención de tal manera que te abstraes de todo lo demás, tan solo esa libélula con sus cabriolas, con sus viajes al infinito y su silencio desesperante ,que aguarda cientos de sorpresas y muchas risas.Así son las libélulas. Casi tan inquietas como las hadas de trasparentes alas y cien mil sonrisas. Nunca verás a un hada reprimir una sonrisa, pues la alegría es su sello de identidad, aunque no las enfades....será lo mejor.
Un mundo ,una realidad maravillosa en la que escondida en las sombras ,se mantiene la realidad más cruel.
Tras los arboles orondos, bajo la tierra en escondrijos secretos o sobrevolando nuestras cabezas, nos vigilan los seres de dientes afilados, aquellos que esperan el momento para lanzarse sobre tu carne, para arrancar tus alas dejando tu cuerpo manchado de barro, apagando la luz de esos seres por una capa de incomprensión y desánimo.
Desconfianza en unos seres de sangre caliente ,que perdieron los sentidos más delicados en su camino, que dejaron la empatía en una barca que se llevó el mar ,demasiado lejos, sin encontrar el faro que las vuelva a llevar a su dueño. Así, es la realidad, bestias que muerden la mano que le acaricia el lomo calmando su preocupación, pezuñas que arañan las alas de un ser mágico ,desagarrando sus sueños , desterrándola del mundo azul al oscuro infierno. Azotes de una largo látigo de cuero que marcan una piel sensible, que ahogan a los pequeños duendes, o que rompe las ramas que aguardaban el nido de unos pájaros.
Así destruyen el mundo, por la sencilla necesidad de ver el sufrimiento en la mirada ajena, por emerger de su propio hundimiento mientras se extingue el oxigeno en los pulmones de otro.
Mi realidad, una fantasía que me permite flotar entre bestias, entre avariciosas brujas de uñas largas, de carroñeros que con sus patas intentan romper una burbuja multicolor que recubre mi mundo...Perdonad, pero no estáis invitados...

Publicar un comentario