martes, 24 de agosto de 2010

LA BATALLA FINAL III

Jostor
El tiempo corría intrépido entre los múltiples golpes de espadas, entre costillas rotas y heridas sangrantes. Quejidos que precedían el viaje al lejano infierno, suspiros que aliviaban los henchidos pulmones moribundos, de los enemigos. La tierra bebía sin remisión, la maldad que portaba la sangre de los caídos, pereciendo ella por ese veneno brutal. Una extensión que perdía su verde, para pintarse del negro más oscuro.

Calvarian, aturdido por la inimaginable paliza que recibió del jefe picut, corrió en busca de su espada, mientras Mancab recibía los cariñosos azotes, de la ira enemiga del grandullón.
Al tocar con sus manos su empuñadura , la energía entró como un torrente imparable en su cuerpo magullado, abasteciéndole con una fuerza inusitada y un poder infinito. Se presentó ante el Picut, con la espada en lo alto. Una risa nauseabunda emergió de la boca apestosa del Picut.
- Pequeño moco de mamut, crees que con tu espada podrás con mis músculos de acero? O es que quieres jugar conmigo ? , jajaja - mientras reía y cegado por su discutible magnificencia, algo que no imaginaba, estaba ocurriendo.
Su carcajada sonó apagada, poco a poco hasta morir en su garganta, que rasgada por la espada poderosa de calvarian, sangraba a borbotones. Un rugido intentó salir de su boca, provocando la perdida de más sangre grumosa y oscura. Caminaba hacia Calvarian con las manos abiertas ,con la pretensión de  coger su cabeza y apalastarla entre ellas. Y asi, lo hizo.
Con un certero golpe que no pudo esquivar, agarró la cabeza del guerrero y comenzó a apretar por ambos lados . Calvarian intentaba herirle sin fortuna, al tiempo que sus ojos emprendían un camino sin retroceso, hacia él mundo libre, fuera de sus cuencas. Un leve crujido mostraba el fin de calvarian ,las paredes de su cerebro presionaban a este ,imaginando el certero futuro mas inminente. El desvanecimiento caminaba lento pero seguro por las venas de nuestro guerrero, cuando sintió un respiro profundo , tras deshacerse de las manos enemigas. El enorme troll que le tenia a su merced, cayó desangrado y con cientos de flechas incrustadas en su carne , la ayuda elfica había llegado,a tiempo.
Tras recuperarse de las heridas con la protección, y las delicadas y sabias manos de Everhis, emprendieron el camino hacia la fortaleza.
Calvarian decidió ir en busca de sus amigos al castillo perami.

Insthar, saboreo el momento en que la sangre de Navalou corría por su daga, Pero al volver a posar su mirada sobre él , este desapareció en una nube de polvo gris.
Rápidamente se levantó de la cama y junto a jostor, fueron en su busca, algo debía tener entre manos.
En la plaza del castillo seguían la lucha por la victoria.
- Subamos a la torre, allí es donde posee el centro de su magia negra y es donde tiene el mayor poder ,por estar mas cerca de la luna oscura.- dijo Insthar, que conocía bien a su enemigo.
Jostor la siguió con su potente arma en ristre. Insthar corría delante cuando fugazmente alguien ,se la llevo de un salto. Acorralandola en una esquina de la escalera en manos de su enemigo.
- Sueltala, o tendré que matarte - le dijo jostor a Navalou.
- Tú? jajaja, no podrías ni acabar con una hormiga,inepto -
La furia nunca tenia cabida en el alma de jostor, siempre evaluaba la situación y buscaba la mejor opción, y en esta, no podía dejarse llevar por sus sentimientos, que le pedían saltar sobre él ,y aniquilarlo de la forma más cruel.

-Siempre he deseado tenerte así ,querida insthar. Tanto poder, tanta magia y ese corazón helado ...hummm...se que podría derretirlo. Y lo intentaré ... serás mía ...

Jostor intentó acercarse sigilosamente para arrebatarle a su compañera, pero éste desapareció con ella entre sus brazos y bajo la amenaza de prenderla en el olvido, bajo un veneno mortal.
Jostor siguió el camino hacia el torreón, y allí los encontró. En ese instante, insthar sacaba su daga de ámbar verde , en un descuido del nigromante, ante la incursión de jostor en la estancia.
Mientras jostor le golpeaba en las costillas y le cogía por la espalda, Insthar desprendía una ira incontrolable en cada golpe que le regalaba a la masa insípida del mago, para acabar mirándole a los ojos con la daga en la mano y rozando su pecho.

- Hasta aquí has llegado ,bicho inmundo...nunca me tendrás en tu poder.
Jostor apretaba cada vez mas el cuello del nigromante, dejándole un hilillo fino de oxigeno.
- Mi querida guerrera, tan solo necesitaba tu mirada para condenarte. Y me la acabas de regalar....
La daga de insthar penetró sin contemplaciones en el corazón hueco del mago, restándole a cada segundo, un poco de su poder y mucha vida, para caer hecho cenizas, a los pies de jostor.
La victoria era nuestra....
Poco a poco ,todos los enemigos fueron convirtiéndose en polvo ,llenando el cielo de una bruma oscura, que la lluvia mitigó con sus gotas.
 Pero un incierto destino le esperaba Insthar.

- Lo hemos conseguido ,jostor
- Sí, gracias a ti ,guerrera Insthar.
- Sin ti ,no habría podido hacerlo ,gran amigo.

Su mirada se posó en sus ojos castaños, pequeños y vivaces. Con esa mirada se despidió, le dio un último beso y le agradeció cada segundo que había compartido con ella, velando por su vida.
Insthar se acercó y le abrazó, mientras sentía el cariño que se procesaban... ella se hizo luz y desapareció.
Su condena ... vagar por el mundo sin poder volver nunca más a Aziwa.
Os echaré de menos...

La paz y la magia volvió a brillar con una luz potente en Aziwa. Jostor dejó las armas para volver a la orden barfet, donde comenzó s andadura. Calvarian siguió buscando a golondria y manteniendo en calma las pequeñas pugnas entre pueblos.
Insthar ... quien sabe donde estará insthar.
Insthar

-
Publicar un comentario