viernes, 19 de noviembre de 2010

ABRAZADO A LA TRISTEZA


Rebusco entre mis papeles, algunas letras que regalarme ,pero tan solo encuentro silencios cargados de sentido ...pero imposibles de trascribir. ?Porque..., como expresar la invasión de cien mil guerreros en mi vientre, que patean mis entrañas hasta llegar a mi garganta y convertirse en un mar de dudas, que en una gigantesca ola, sube a contracorriente, hasta perderse por mis ojos,emergiendo del oscuro túnel de aquello que no queremos ver, de aquello que desconocemos y que tememos?. Perdiéndose, en el infinito del espacio que abraza mi mejilla, cayendo en el abismo incierto, hasta estrellarse contra el suelo, o relajarse en mi camisa.
Lágrimas que escriben las letras, que mis dedos son incapaces de regalarme, pensamientos negros , que muestran la silueta de una insignificante dama, que no encuentra su esencia, aquella que pierde la perspectiva mirando a la pared impasible ,en vez de girar su cuerpo y acomodar su cabeza a la altura de la ventana, que le abre el mundo.
Acogida por la soledad, que ante su temor de sentirse sola, la condena a la misma tortura. Soledad que hiere, que tiñe sus ropas y muestra una sonrisa apagada de dientes roídos por la tristeza.  Amordazada ,con una invisible, pero dolorosa cuerda, que la coge de pies y manos, dejándola en una esquina, alejada de la luz y la alegría. Tan solo, visitada por ángeles negros , ideas atroces y fantasmas, con ansias de acuchillar su alma y hacerla bagar como ellos.
Un batallon en busca de soldados, a los que roban la luz y convierten en oscuridad, a la misión de perpetuar la negrura de almas débiles.
Abrazado a la tristeza, donde escriben sus miedos en lágrimas negras ...
Insthar
Publicar un comentario