domingo, 19 de septiembre de 2010

TE RECUERDO...


La sirena, que avisaba del comienzo de las clases, sonó insistente, ante la tranquilidad y la desgana matutina de los adolescentes, que comenzaban un nuevo día de instituto. Unos metros separaban el parking de los autobuses, de la entrada al instituto. Ella, siempre perdida en su mundo interior ,entre hadas y zapatillas de clavos, entre caramelos y sonrisas, caminaba junto a las amigas ,que comentaban entre risas lo acontecido ese fin de semana. Él ,siempre la esperaba, apoyado a la entrada del pasillo de su aula, escondido tras el barullo, le daba los buenos días con un susurro, que nunca llegaba a sus oídos. Un suspiro, que condensaba el deseo de tenerla cerca,se escapaba de sus labios ante la indiferencia de la muchacha
Los separaba un curso y su irremediable timidez, que le impedía escalar mas allá del simple "hola, como estas? ",cuando coincidían por los pasillos o en la cancha de basket.
Cada noche, se dormía entre fantasía junto a ella. Cada madrugada se despertaba deseando ser valiente y que ese día, reclutara las fuerzas para acercarse y hacerle saber lo que su corazón cantaba. Pero al amanecer, cuando su despertador sonaba, como pequeñas luciérnagas su valentía soñada ,se disolvía entre los rayos del sol, para guardar sus anhelos bajo sus hipnotizantes ojos verdes.
Así pasaron los días, hasta que el verano llegó.
El ultimo día, él esperaba a sus amigos en un banco de la playa, entre cientos de compañeros del instituto, que festejaban el final de las clases , cuando ella se le acercó.
- Hola, que tal? - en ese momento , solo pudo bañarse en la musicalidad y alegría de sus palabras, retrasando su contestación.
- Hola Laura, como estas? - las palabras se atropellaron en su garganta, al sentir la cálida mano de ella en su hombro. Un eléctrico temblor sacudió su cuerpo, paralizando todo su sistema nervioso.
- Muy bien, esperando a mis amigas para ir a la playa....y tu? - preguntó resuelta.
En ese preciso instante, llegaron los amigos por detrás, entre risas se lanzaron sobre él ,echando por tierra el mejor momento de todo el curso. Mientras, ellaprefirio dejarlos solos y se despedia de todos con un " nos vemos" .
Él perdió el instante en que ella se despedia de el ,con una mirada azul que penetraba hasta el alma.
Ese fue el ultimo dia que la vio ,aunque desde entonces no ha dejado de ser la protagonista de sus sueños, de cientos de imaginaciones donde se encontraban ,donde sus labios se unian para no separarse, donde él aglutinaba el valor para mostrar su corazón aunque sufriera en el camino.

Han pasado muchos años, los caminos han seguido senderos muy diferentes. Las olas los han llevado por surcos en el mar inimaginables, donde han reido rozando las nubes y donde han sentido morir mientras perdian el oxigeno bajo el agua, han flotado en un mar en calma, y han llorado por las quemaduras del sol, pero han llegado a la playa. A esa playa donde se vieron por ultima vez.

Una noche cualquiera, ella obligada por su amiga la sigue en una salida inapetente , anclada a una mesa al fondo del local ,piensa en sus fantasmas ,mientras la música insulsa golpetea en sus sienes. Alguien se acerca, y en un instante le saca del trance. Muchos años los separan ,pero el recuerdo sigue en sus mentes. La alegría y sorpresa se ancla a su rostro, en una sonrisa sincera, un joven con una mirada verde que eclipsa y que derrocha espontaneidad y simpatía. Pierde la noción del tiempo, mientras recuerdan quienes eran hace demasiado tiempo.
Pero el tiempo se escapa y llega nuevamente la despedida,...aunque esta vez, él joven no piensa perder este tren y consigue su teléfono. Dos besos que reverdecen los sueños y las ilusiones del corazón.

Ella sale del local , extasiada por la inmensa sorpresa después de tanto tiempo¡¡¡. Camina por la calle charlando con su amiga cuando , él le toca el hombro . Ella se gira sin imaginar quien será .....Sin mediar palabras ,la mira a los ojos, la coge del rostro y la besa.
Absorta, queda petrificada en medio de la calle, concurrida por decenas de jóvenes que están de fiesta.

- No puedo dejar que vuelvas a marcharte ... quiero conocer cada detalle de ti. Quiero escuchar tu risa y que rías junto a mi. Quiero acariciar tu mejilla cada mañana ,antes de darte los buenos días, quiero aniquilar a tus miedos, y calmar tus inqueitudes....quiero que nunca te separes de mi ... que tus latidos den cuerda a mi corazón ...

No podía creer nada de lo que estaba ocurriendo, seguía paralizada escuchando sin entender ...
Él cogió sus manos y la miro a los ojos, esperando una respuesta...
Ella volvió en si y busco sus ojos verdes ...
- Me tengo que marchar....: dijo bajando la mirada a los adoquines de la calle, y girando su cuerpo , camino con grandes zancadas huyendo sin mirar atrás.

La miraba como corría, como escapaba una vez más y no lo permitió. Entre la arenga de los jóvenes cargados de alcohol, corrió tras ella...
- laura¡¡¡¡ espera ¡¡¡¡
Ella seguía corriendo sin escuchar sus gritos.
- Laura ¡¡¡¡¡
Él comprobo que todavia guardaba aptitudes de sus años de juventud. Entre respiraciones forzadas y maldiciones,paró al entender que nunca la cogería pues había perdido el rastro. Decepcionado se giró en busca de un lugar solitario...
- Que pronto te cansaste de correr tras de mi? , sigue sin gustarte mucho el ejercicio físico...- sentada en la escalera de un edificio intentaba ocultar la sonrisa al ver la escena.
Volvieron los fantasmas que anclaban la timidez a su boca, aquellos que impidieron abrazarla en sus años de juventud, aquellos que impidieron besar los labios de fresa , aquellos que le separaron de ella tantos años.
- Estas loco... ¡¡¡¡
El silencio pobló cada ápice de él, la tenia tan cerca que no podía reaccionar.
Ella viendo que no parecía una noche fructífera, se acercó a él .... acaricio su mejilla y se acercó tanto a su rostro que el pudo abastecerse de su embriagador aroma, y naufragar en su mirada de un azul intenso y abrasador. Se acercó tanto que el aroma a fresa de sus labios se escabulló entre las aletas de su nariz...
- Mañana a las 21 hrs, en el lugar donde nos conocimos....
Mientras se marchaba rauda y veloz, le gritó
- Se puntual ,o perderás este tren....
Insthar

Publicar un comentario