domingo, 19 de agosto de 2012

IGLÚ SIN PRIMAVERA



... me escurrí entre las flores de primaveras privadas, con su aroma rodeándome y cientos de picaduras de abejas en mi cuerpo ... me adentré entre los ladrillos de hielo opaco, y cerré la puerta con mil candados ... he dejado de sentir mis dedos, ya escucho como me susurran los pingüinos, mientras me pierdo en el frio...

... Sigiloso, me escondí de sus miradas, trepé las murallas que me acorralaban y volé entre mariposas hasta caer en la gelida nieve. Rodé por ella ,acordandome de mis montañas imperiales, de los baños entre rocas azules y  aguas cristalinas. Vislumbré entre la niebla, un iglú perfecto. Corrí hacia él, auqnue la nieve me agarraba en cada paso, los gritos lejanos de una doncella me llamaban chirriantes, mientras soñaba con los dulces susurros de mi sirena. Traspasé el úmbral de mi socorrida cercel, donde esconderme de mis lamentos, donde acallar el ardiente trote de mi sangre y mis recuerdos... Abrigado por el frio, tapié la puerta sin dejar resquicios a la huida, ni a tu burbuja de oxigeno que me daba vida...y decidi secar mi corazón, convirtiendolo en hielo ....

Ella escuchaba su respiración entrecortada, entre gritos angustiados ,mientras el hielo acaparaba su cuerpo, pesadillas que rompian sueños, y derretian pasiones , dejandolas en agua, que se helarían con el tiempo. Ella, sentía la escarcha en su piel, el azul de us ojos ya convertido en niveo blanco ,donde la pupila se movia inquieta buscando despertar a su dueña de la muerte. Su sonrisa se cayó en pedazos, ocupando todo el suelo helado. Acongojada y triste, dejada a la merced de la nada, soltó la mano de la esperanza que la llevaba hacia las estrellas, y la dejó caer en el rio petreo de la tristeza. Preparada para vivir sin vida, para vagar por el infinito enclaustrada en un iglú....

A dos metros de ella, él soñaba con sus labios, escuchaba sus palabras animando su esperanza, levantado su ánimo caido por la ventisca y la lucha de gigantes. La notaba en su piel, entre las gotas heladas que caían del techo. La sentía tan cerca ,que pensaba enloquecer. Su cuerpo fue descomponiendose en colores hasta vestirse de blanco, excepto su pecho, que vibraba con su aroma, latía con fuerza si ndejhar de luchar por ella, atormentado quería dejar de sentir, quería dejar se sufrir..queria convertirse en hielo y no emocionarse con pensarla....todo o nada....frio o calor...si no peude ser con ella, quiero que mis entrañas sean un hielo infundible, que mis huess se quiebren com oel cristal , que mi mirada se pierda en su recuerdo para no volver nunca más....

Tan juntos ...pero cada uno en su jaula de cristal, alli donde se guardan del sufrir su ausencia...donde el frio acallará su amor...donde morirán sus deseos mientras viven dormidos ... sin sentir sin amar....en su iglú sin primavera...
Insthar 
( 2011)
Publicar un comentario