viernes, 24 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD....

Las calles están desiertas, las farolas intentan alcanzar el alfeizar de las casas, donde se escuchan las risas y el alboroto de la felicidad, del cariño más radiante, de la complicidad más hermosa, aquella que desprende el abuelo jugando con el nieto ,corriendo por los pasillos agarrando con sus artiticas manos, la juventud que hace tanto se marchó, y que es el mejor regalo de su nieto. El amor que envuelve a la madre con sus "pequeños"  ,que hace mucho se marcharon de casa, y para los que siempre guarda un abrazo enorme en su pecho, al tiempo que en su mente recuerda la primera vez que los acunó.
 Miradas cargadas de sentimientos ,pensamientos que nos embarcan en un viaje al pasado, que nos pasean por los más hermosos deseos pàra todos aquellos que se sientan en la mesa, esta y cada noche. Frente a la puerta de esta morada, dejan todos los malos pensamientos, las cara de perro, y los rencores, no nos llevarán a ningún lugar tan precioso como nos lleva la sonrisa.

Los suspiros de los duendes del frio revolotean por entre las farolas, acampan en los solitarios bancos del parque ,y besan los rostros de aquellos, que perseguidos por las agujas del reloj, corren buscando el calor de sus seres queridos. La nieve comienza a calmar la soledad de la tierra, abrigando los adoquines con un manto blanco extremadamente hermoso, que solo se deshace bajo los veloces pies de los perdidos.
Los ángeles abren sus alas ,impacientes por voalr esa noche, desprendiendo entre la nieve pequeñas burbujas heladas con los mejores deseos, felicidad, alegría, bondad y el infinito deseo de que no dejeis de soñar...
La nieve se derrite bajo el calor que emana de su pequeña figura, Omar se escabulló de los juegos de sus hermanos para salir a la nieve en busca de sus alas. Caminó unos pasos, mientras los duendes saltaban de sus hombros a su oreja ,y se tiraban entre gritos por su espalda, un tobogan increible. El fuerte aleteo elevó la nieve hasta esconder al pequeño Omar, que encontró en sus manos ,una preciosa burbuja de cristal extraño que escondía miles de colores y muchos deseos....
Aquellos que se esconden en esta historia, y que os regalo a todos vosotros....
Espero que os lleguen las burbujas mágicas de los angeles, y que disfruteis de estas fiestas ...
FELIZ NAVIDAD¡¡¡

Insthar
Publicar un comentario