lunes, 4 de octubre de 2010

NO FEAR



Mi memoria olvidó el momento, en que esta capa negra, me cubrió la piel. Cuando un aura de pavor y desconfianza, se acopló a mi figura. El abrazo aniquilador, de una sombra que arremete con irracionales susurros, al impulso de emerger, del oscuro túnel del miedo. Un juego cruel que cercena ilusiones. La presión de su cuerpo contra el mio decrece ,permitiendote ver, a traves de su petreá nube de humo y cenizas. Me muestra la luz de los sueños mágicos.
Un paraiso idilico, donde las melodias te alzan en un claro cielo, donde el arcoiris te porta raudo, a donde desees. La sonrisa te brinda la emoción de lo inexplorable, de lo posible, de colores nunca vistos, que podrian pintar esa aura gris que te cubre. Tus brazos se estiran, acariciando con los dedos, las nubes de algodon con aroma a caramelo. Pero ... en el más maravilloso momento, donde sientes levitar, sentirte libre como una mariposa; escuchas una carcajada de soberbias y despectivas notas. Su huesuda mano de dedos alargados, te agarra del cuelo, cortando el oxigeno que circula por tu garganta, te eleva sobre el suelo, con el unico proposito, de que conczcas tu insignificante valía.
"Siempre estaras bajo mi poder, pequeña rata".
Las pizpiretas luciérnagas perecen, a manos de sus fétidos secuaces . Los colores desaparecen en la nada, los sueños son capturados y hechos prisioneros en los calabozos del recuerdo amargo, de lo que nunca sucederá.
Y tu cuerpo...va apagando la luz, que lo hacía diferente.
Dia tras dia, soy su perro faldero, aquel que corre a por la pelota lanzada con alegria e ilusion, para divertir y entretener al aniquilador, con la unica recompensa de su desprecio.
Pero, a todo cerdo le llega su san martin.
Ha llegado el momento de cortar los hilos de esta marioneta ,guiada por la mano del terror irracional.
Una mañana mas, me abre las puertas de un mundo mágico, donde sobre mi "nube azul" quemó asfalto, mientras la brisa refresca mi rostro,sintiendo la independencia ,la libertad en todo mi ser.
Mi mano derecha gira el puño, enloqueciendo a los cien caballos salvajes ,que rugen entre mis piernas.La velocidad aumenta, trasportandome al infinito. Mis sentidos mantinen la atención en él, para perpetrar el ataque en el momento idoneo.
Mi corazon comienza a latir atropellado, mi piel sudorosa, el temblos de mis manos me ratifica que él se acerca. En el preciso instante en que siento sus oscas manos sobre mi hombro, acelero la maquina.Salto sobre el asiento y con la mano derecha desenfundo mi cimitarra arabe, aquella que un noble tuareg me regalo en el desierto. Con un gesto limpio, brutal y repleto de ira, corto las cuerdas que me sujetaban, a esa caprichosa mano negra.
Pero no cesa en su empeño. Me desea. Desea tenerme bajo su supremacia. Coronarse rey de una mente inquieta, voraz de aventuras y valiente.
Es un reto inimaginable para él.
Giro sobre mi, guardando el equilibrio sobre mi maquina, que gruñe furiosa buscando accion. Levanto sobre mi la cimitarra, para aniquilar su aura oscura con un fuerte y definitivo golpe ,que cercena su maligna aura.
Un grito de dolor inundó el pasaje ,al tiempo que esa sombra desaparecia en un tornado abismal.
Volvi a los mandos de mi nube azul, que revolucione al maximo,mientras percibia como cambiaban los colores a mi alrededor.
Baje de mi nube azul, para sentir la tierra bajo mis pies y no sobre mi. Limpie mi cimitarra del rastro de su negruzco liquido de vida, para eliminar cualquier recuerdo de mi cautiverio bajo su poder. El poder irracional del miedo.
Insthar






Sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar.Paulo Coelho





Publicar un comentario