miércoles, 7 de julio de 2010

BLACK VELVET


En la penumbra del local ,en la esquina más abandonada, la esperaba expectante. Como todos los jueves, ella actuaba en el mas famoso, cabaret de pool dance.
Las luces de colores enfocaban el escenario, la larga pasarela que terminaba en un circulo enorme rodeado de babosos y pestilentes hombres, excitados como perros en celo. Por sus barbas, caian los residuos de las cervezas calientes como su sangre, sus manos ansiaban tocar la delicada piel de las damas, que con sus contoneos sugerentes, provocaban la lujuria de los calenturientos machos.
Los primeros acordes de una canción sensual y eroticamente provocativa, se perdia entre gritos exacerbados al surgir de una estela de humo ,una diosa vestida de terciopelo negro. Sus largas piernas caminaban con una turbadora elegancia ,hacia el centro de la pista, sobre unos tacones infinitos, que sugerian fetiches fantasias, a los devoradores de hamburgesas, que vitoreaban con obscenas palabras , al hechizo convertido en mujer, al tiempo que intentaban condensar su inmenso trasero en un minusculo taburete.
En la oscuridad, con mirada penetrante ,la observaba controlando el deseo de recorrer esas torneadas piernas con su lengua, imaginando como sus dedos rompian las ataduras de sus pechos, como su cuerpo se condensaba en su piel ,entre gemidos placenteros y salvajes. Entonces la miro a los ojos ... para caer en el abismo mas frenetico, hasta prenderse en el fuego del infierno, por adentrarse en su alma. Ella, con una sonrisa picara y malvada ,bailo para él....en la lejania.
Una pantalon diminuto cubria su pubis ,de donde emergia una  linea por donde traspasar la frontera hacia la lujuria. Una linea que se perdia en lo mas recondito de un oscuro laberinto. Un sujetador negro atrapaba un delicado manjar ,que cualquier hombre desearia devorar hasta morir. La espalda al descubierto ,tentacion de caricias delicadas , de mordiscos robados, por donde caen inexorablemente, unas gotas que viajaban desde su pelo humedo, por el tobogan de su columna, hasta perderse por el culotte negro.
Movimientos felinos, que derrochan magia y sexualidad, sus manos acarician su piel al ritmo de la cadente musica que nos lleva al limbo ,a él ,junto  a su diosa, porque no cesan las miradas. Con su espalda apoyada en la barra, deja que su cuerpo descienda lentamente hasta el suelo mientras sus manos juegan con su pelo y su mirada sigue fija en él , que sigue ensimismado ,intentando controlar el deseo de hacerla suya.
Camina moviendo sus caderas, se agarra con las dos manos de la barra y gira en el aire ,trasportada por la excitacion que ese juego prohibido le incita....como una felina gatea hasta el final de la barra...donde los nauseabundos machos babean mientras esconden su mano bajo el pantalon.
Atrevido ,con risa socarrona, levanta la mano para tocar la preciosa anatomia de la bailarina, cuando por detras le agarra del cuello el desconocido y en un instante le deja sin aire que respirar.Amoratado y sin palabras se aleja de alli. Él ya está cerca, al borde de la barra, ella sigue jugando .... una lasciva mirada provoca la lokura en el joven que se acerca más a ella...es hora de cobrar el premio...
Mientras se desprende del top y en una flexion arrolladoramente excitante, deja sus labios a la merced del salvador. Él se acerca sin dejar de observar esos ojos cristalinos, cuando ella ,con una sonrisa triunfante , le roba  su premio para escapar ...se aleja con paso vacilante y envolvente....su gluteo sigue la cadencia de las ultimas notas de la cancion mientras en la ultima mirada , atrayente y seductora le invita a que la espere...
La noche no ha terminado todavia...
 Insthar
Publicar un comentario