jueves, 15 de julio de 2010

ATRAPADA


Cautelosa caminaba con su cimitarra en guardia .Sus manos apretaban la empuñadura ,preparada para atacar cuando el peligro acechara. Su mirada escrutaba cada minimo movimiento en la nada, en medio del desierto ,rodeada del vacio ,esperaba el momento crucial en que los caballeros azules de esas tierras emergieran de la arena y acabaran con su vida.
Con nervios de acero ,en su mente se repetia la mas cruel manera de cercenar sus cabezas, toques magistrales que llevarian a la tumba de arena a aquellos que anhelaban rasgar sus vestiduras. Su expresion dura y fria congelaba a cualqueir enemigo, instandole a correr en sentido contrario del de esta guerrera.
Cada dos pasos giraba sobre sus talones ,buscando cualquier atisbo de los enemigos, sin encontrar nada, cuando algo se abalanzo sobre ella, asfixiando sus fuerzas. Algo oscuro ,liviano pero fuerte apretaba su cuerpo llevandolo a la muerte. Unos largos brazos negros se aferraron a su cuello, permitiendole que un hilillo de oxigeno se adentrara en su garganta para que siguiera viviendo al limite. Mientras unas extensiones que emergian de un abrupto y oscuro cuerpo ,a veces traslucido, se aferraban a sus caderas y sus piernas impidiendole el movimiento y la huida. Atrapada, sus ojos se confundieron con la noche que ya caia, pintandose de un negro tetrico, adormeciendo a su alma que cayo insconciente a los pies de su cuerpo.
La cimitarra permanecia en la ardiente arena ,perdida ,sin rumbo ,sin nadie que le imprimiera la fuerza de luchar, sin camino que recorrer, sin enemigos que aniquilar....sin misioon conocio su óbito en las ardientes dunas.
No pdo hacer más que rendirse ante aquella extraña criatura que habia convertido su lucha al ostracismo, que habia asfixiado las ansias de victoria, que habia nublado la soleada mision de esa guerrera ...que yacia moribunda en medio del desierto.


Publicar un comentario