domingo, 10 de enero de 2010

DIARIO DE UNA CONDUCTORA NOVATA (3º PARTE)




Paso los días pensando en su elegante tapizado, en el brillo de sus faros halógenos. Busco entre la multitud, ese aroma a lavanda con una pizca de diesel, que me enloquece. Paso las noches entre sueños, tumbada sobre su acolchado pecho y abrazada por su cariñoso cinturón de seguridad.

Despierto ilusionada, hoy volveré a verle, sentiré su calor nuevamente en mi rostro, mientras me recita las mas bellas palabras a traves de la radio.

Me pongo ese vestido morado que le revoluciona, y unas gotitas de eau de pino, es su favorito, y camino impaciente a la nueva cita. A lo lejos veo que me guiña un faro y me insta con el intermitente a que suba. Corro hacia él, feliz cuando me intercepta en el camino , la voz que siempre me acompaña, mi niñera automovilística, la farola que todo lo alumbra.

Es la primera vez que le miro a la cara, ...lleva gafas. Pero tras ellas puedo ver la furia en su mirada que junto a sus palabras me hacen intuir que empieza a odiarme.

Subo a Decar , acaricio sus hombros y dejo que me abrace para poder comenzar el viaje. Dirijo sus espejos a mi, para poder coquetear con él mientras "la voz" cansina me muestra su sabiduría.

Arrancó con suavidad, noto como los cilindros comienzan una sensual vaivén , como se acopla el embrague y ruje el motor pidiendo algo de marcha. Acelero bajo el poder de Decar.

Pero el tipo de las gafas esta empeñado en cortarme el rollo, y cuando comenzaba a acelerar ,a secar la fornida y mojada carrocería de Decar, me grita agarrado al salpicadero...."despacioooooo¡¡¡" Pero tío, si voy sola por la carretera .... Su afilada mirada se clava en mi, su lengua va tan rápido que no entiendo nada, tan solo palabras sueltas y sin sentido, pero comienzo a temer por su vida, esta algo enfurecido.

Tomo la decisión, de seguir sus instrucciones y así caminamos por las sinuosas carreteras de todo el condado. Tras cientos de rotondas, en las que "la voz" me dirige estupendamente y yo sigo todas sus indicaciones como buena chica, noto una pizca de resentimiento en su voz. Hummm, creo que esta celoso, porque Decar y yo hemos embragado bien ,...huy perdón, hemos congeniado.

Él no le ronronea a las demás como a mi, el claxon suena mas cuando yo voy a los mandos, los cambios son suaves ,insinuantes , mostrando una gran complicidad entre nosotros. Las bromas de "la voz" ya no surten efecto en el motor de Decar, incluso a guantera le golpea cuando osa levantarme la voz.

Pero no se ha rendido y tras coronarme la reina de los policías durmientes, por mi suavidad para pasarlos(pura falacia para bajar mi atención, y mostrarme sin coraza ante sus viles argucias), llegó la batalla.

Al frente ,una rotonda repleta de otros coches (mucho menos atractivos que mi Decar), mis pies en sus posiciones, mis manos acariciando el volante con suavidad y ...."la voz" perpetrando su venganza.

Yo esperaba sus indicaciones ,cuando de sus labios emergió la palabra FRENO , a lo que yo conteste con mi pie en el freno...pero nooooooo, no era el freno...sino el embrague lo que debía decir. Mi mente me decía pa' que mierda quieres frenar¡¡¡¡ si ya lo estas haciendo...no puedes hacer algo que ya estas haciendo...o sea que me queda un pie y me falta un pedal....siiiiiii, la voz me lo robó. Y yo buscando con mi pie de sobra ,el pedal que me falta y el tipejo lo tenia tan apretado que estaba su pandero en el suelo del coche, estiraba tanto la pierna que no el pedal estaba corriendo delante de mi coche..... y todo, para recuperar el motor de Decar.

Claro, con su magnificencia y mientras le daba vueltas a su bigotito , me explicaba con parsimonia que no debía dejar escapar a un pedal.....pero será ....

Malhumorada, esperaba la oportunidad para pagarle con la misma moneda, cuando Decar hizo saltar su airbag ...sobre su cara.

Y es que .... estamos conectados. Así es el amor.... jiji

Continuará
Publicar un comentario