miércoles, 22 de julio de 2009

DEVORADA


Inocente y confiada camino por la calle, en mis manos una bandeja de plata, con los mejores manjares que pude conseguir. Con la mejor sonrisa y una ilusion manifiesta me dirijo hacia esas dulces niñas, que chismorrean en el parque. Con la alegria que derrochan mis palabras, capto la atencion de las inquietas niñas, que se abalanzan como hienas a mis dulces. Como bestias acaban con ellos, sus bocas repletas de golosinas no les permite casi respirar.La gula les impide escuchar mi nombre y mis bondadosas intenciones, tan solo perciben el olor a comida. La bandeja cae al suelo estrepitosamente, las golosinas se han acabado y sus feroces miradas se dirijen hacia mi.
Sus rostros han cambiado, se muestran agresivos, los colmillos sobresalen de su boca, y su lengua acaricia sus labios mirando mis piernas. Se abalanzan sobre mi, sus colmillos se clavan en mi tierna carne.La sangre corre por mi piel, tintandome de crueldad y dolor.Mis gritos aunque desgarradores son silenciados, por la bella imagen que destilan esas niñas .Tan solo, yo puedo sentir sus garras en mi espalda, como succionan mi sangre, como despedazan mi cuerpo por placer. Tan solo yo, siento sus colmillos .
La inconsciencia intenta apaciguar mi sufrimiento pero es en vano ,pues hasta ella ,teme a estas alimañas. Con sus garras separan la carne de mi torax ,rompen mis costillas hasta ver con sus pequeños ojos oscuros ,mi corazon. Una risotada voctoriosa retumba en mi cabeza, hasta que mis ojos, pueden ver mi corazon fuera de su cavidad. Poco a poco ,me dejo llevar por el rio de mi sangre que se esparce por la tierra.Dejo caer mis parpados hasta que ,tan solo una imagen despiadada se queda en mi recuerdo. Son ellas, entre carcajadas y con mi corazon en sus manos.

La madre tierra me contó, que guiadas por la avaricia ,quisieron poseer mi corazon.Lo mordieron con sus afilados colmillos ,pero....no pudieron sobrevivir a la pureza de el y en unos segundos ,mientras mi carne recorria su cuerpo, ellas se deshacian en polvo.
La madre tierra me dijo ,que ese polvo cayo en un volcan donde su maldad quedo apresada.

En mi espalda conservo las marcas de sus garras, pero mi corazon sigue puro ,volando entre las nubes.
Insthar
Publicar un comentario