miércoles, 7 de abril de 2010

WALLS ARE TIRED


Sus silenciosos pasos le llevaban a la puerta. La madera crujía bajo sus pies, en un ultimo grito desesperado,que evitara su marcha.
Ella, caminaba de puntillas, intentando no romper la inquietante paz que albergaba esta casa, donde tanto tiempo había jugado con las mariposas, donde sus sonoras carcajadas ,todavía, retumbaban en las paredes tristes y resquebrajas, por su inminente adiós.
Ha recogido todas sus cosas, sus muñecas que hacia tiempo, yacían abandonadas en los estantes de su habitación, aquellos libros de vampiros , hadas, y duendes, que le atrapaban bajo la luna, con la única ayuda de una diminuta luz, que le mantenía en el mundo real ,pues su mayor anhelo, siempre fue vivir en unos de sus libros. Convertirse en una gran guerrera, en una flor trepadora que llegara a la nubes, en una gota de agua que corriera divertida entre las rocas.Siempre, soñó tantas cosas....
Esa jovencita ,que con una mirada se escabulló entre mis costillas y fue a parar a mi aguerrido corazón. Se acomodó junto con su sonrisa, junto su mirada chispeante, junto a sus largas piernas con calcetines de colores. Desmontó en una tarde, lo que tantos años costó montar, Una casa ordenada ,exenta de calor, sin color en sus paredes, sin caricias en los desayunos, sin chocolate en las tardes de sol.
Hace días que se marchó, pero ... en mi cabeza sigue jugando con las mariposas, siguiendo a las abejas, hasta conseguir encontrar su escondite de miel. Sigue pellizcando mi piel, y regalándome besos de azúcar. Sigue poniendo morritos, cuando no quedan chucherías en el estante, o cuando una tarde de otoño no llueve...por que su mayor disfrute es saltar sobre los charcos, que el barro le pinte su blanquecina piel, para poder ir al río a chapotear y jugar con los peces. Por que ella, es una bocanada de aire fresco, por que ella es única, porque ella se fue....
Hace días que se marchó, pero su magia no ha abandonado mis recuerdos, su alegría me levanta por las mañanas .Me da siete golpecitos en la cabeza, y se ríe juguetona. No puedo mas que reir junto a ella, aunque su risa suena con eco, en la lejanía . Aunque sus caricias han marchitado en mi piel,dejando su huella, como el dulce sabor de sus labios en los mios, que rememoro cada vez, que su aroma a frambuesa penetra por mi nariz.
Hace días que se marchó, pero será hoy cuando deje de escuchar sus risas, cuando deje de verla en cada rincón, cuando ,sus ojos dejen de mirarme a cada instante, cuando deje de soñar con sus abrazos.
Será hoy cuando esa muchacha de mirada soñadora y mágica, deje habitar mi casa, mi mente.
Tras su sonrisa, al cerrar la puerta de mi casa, se esconde la tristeza....
se que me echarás de menos.
Yo también...

Insthar
Publicar un comentario