miércoles, 22 de octubre de 2008

TESORO IV

Publicado el 22/10/2008
Por Insthar Malar


Una estrella de mar, una aguamarina y la flor morada .Darius ya tenía en sus manos los secretos que guardaba la caja, pero le faltaba algo. Se tumbó en su camastro, esperando la visita de Anwara, aquella luz que le ilumina en las encrucijadas. Pero ella no vino, no le acarició el hombro ni le susurro al oído la clave para encontrarla. No apareció con su melena al viento y con una mirada que le demostraba su amor .No apareció. Darius empezó a pensar que era una locura, que todo fue un sueño que no existía ninguna dama pirata de ojos azules .Su imaginación desbordada y un larga travesia han originado un sueño en su cabeza.
Se levantó enfurecido y colérico, se acercó con pasos decididos hacia el cofre maldiciendo su estupidez y sus sueños de niño .Cogió el cofre y salió de su tienda .Lo alzó por encima de su cabeza y lo lanzó a una roca que había a la orilla de la playa .El cofre se rompió en mil pedazos, la madera cuidada y embellecida se esparcía por la arena, formando un collage con su historia, el cierre voló por los aires y cayo al mar hundiéndose sin salvacion.
Darius miró absorto la imagen del cofre y quedo petrificado. Aquel objeto al que cuido, aquel objeto que había acompañado a su pirata por el mundo, aquel objeto que era parte de esa intrépida mujer ,yacía destrozado en la playa. No pudo apartar sus ojos de ese precioso cofre y de lo que su inconsciencia e incredulidad había originado.
Paso toda la noche allí, su mente vagaba sola por el cielo de la playa, pensando en Anwara y en que ya no volvería a verla jamas.
Con la luz de la mañana, Darius advirtió un pequeño pergamino enrollado cerca del cofre, se acerco y lo cogió cuidadosamente. Al abrirlo, vio que era un pequeño mapa de esa isla.
Se levantó con una ilusión renovada, pensó en Anwara y corrió hacia la entrada de una cueva cercana. Dio gracias al sol , sus gritos y saltos de jubilo despertaron a su tripulación, que volvió a sus dulces sueños al percatarse que era el capitán con exceso de vino.
Darius portaba en su bolsillo, la aguamarina y los demás objetos, cuando entro en la cueva con el pergamino en la mano. Siguió las instrucciones de este .Se adentro 5 pasos pegando la espalda a la pared de la cueva.Tuvo que caminar agachado por un pasillo muy estrecho que daba acceso a unas cuerdas colgadas del alto techo y con el vacio a sus pies.Solo un hombre fuerte podria pasar esa prueba y Darius era ese hombre .Al llegar al final, se encontró con una puerta de piedra ,en lo alto ,habian unas cavidades con formas diferentes. Pronto advirtio que las formas eran conocidas para el y saco los objetos de Anwara de su bolsillo. Primero puso la aguamarina y una luz azul se fundió en la oscuridad de la cueva. Le siguio la flor exótica y aparecieron unas bellas orquídeas en la puerta de la entrada, por ultimo puso la estrella de mar en su cavidad y un torrente de agua salada apareció de la nada y le arrastro por la puerta que antes estaba cerrada .Darius lucho contra el elemento por no morir ahogado, intentando mantener la cabeza fuera del agua para poder respirar .Tras unos minutos de incertidumbre, Darius Hacke toco tierra .Se puso en pie y miro a su alrededor. Estaba en un lugar mágico repleto de luz, armonía, naturaleza y miles de luciérnagas .Quedo maravillado. Impresionado no se percato que allí no estaba solo. De lo alto de la cueva, bajo sinuosamente ella. Anwara. Le acaricio el hombro y le beso el cuello .Darius cerro los ojos deseando que fuera ella y no otro sueño imposible. Se giro y solo vio sus ojos azules.
-Estas aquí, eres tu –tan solo pudo articular esas palabras.
-Solo debías desear con el corazón –le dijo Anwara
Darius le cogió con la mano el rostro, y le miro fijamente a los ojos .Ella se acerco, empezó a sentir miles de alas revoloteando en su interior ,se abrazaron con tal fuerza que nadie ni nada pudiera separarles.Se besaron. Suave, despacio, El no lo sabía pero tenían toda la eternidad para estar juntos.
El cofre tenía una maldición en su interior .Aquel que consiguiera descifrar el enigma y encontrara a la Bella e intrépida pirata, seria arrastrado al mundo de los sueños donde conviviría con Anwara y solo ellos, serian capitanes de su destino. La vida es sueño para Darius y Anwara.
Felices sueños.
Publicar un comentario