viernes, 14 de noviembre de 2014

Palabras

Palabras. Rellenamos los espacios de palabras. No puede quedar un resquicio de silencio. Batallamos por abarrotar los segundos de verborrea insípida y agotadora que cercena cualquier pensamiento luminoso, para solo escuchar palabras.
Caminas por la vorágine de pequeños cerebros apagados que solo vomitan palabras, a veces inconexas ,otras únicamente "yos" con distintos verbos, pero siempre con la mirada hacia dentro ,hacia las entrañas, sacando el veneno, la hiel que le agría el dulce sabor de su boca.
Y así, vamos , vomitando el neskiq con galletas de esa mañana, con las palabras que el presentador del telediario ha comentado.... hace calor, suben los precios y bajan los sueños, sin rebuscar entre los papeles de nuestro trastero, donde guardamos los recuerdos. Ya nadie recuerda cuando sonreía, como sonaba la carcajada al unisono con un amigo, ya solo se escucha el silencio inexistente del otro mientras uno habla de si mismo.
Palabras y más palabras sin aroma a anécdota, ni sabor a largos besos, tan solo palabras exigiendo...


Publicar un comentario