viernes, 12 de julio de 2013

Oblivion


Fue dibujando sus curvas entre miradas y caricias. Matizando sus lagunas , devorando otras huellas que ocultaban su sonrisa, rasgando  asperezas, pintando las tristezas.... . él la pegó a su cuerpo, y la elevó a las nubes ...acariciando sutilmente sus piernas en cada paso de baile....

Y aquí, volvió el escritor a perderse en su intoxicación, en esa que embalsama vivos entre parpados caídos y mentes extraviadas, letras perdidas en alguna calle abandonada, de cálidos muslos , de pecados  saciados en su tiempo, ahora, hambrientos en sus labios... hambrientos en su alma.... 

Dócil, tímida  incluso niña...acurrucaba temerosa su cara en su pecho, mientras su sexo emanaba el deseo inaudito y prohibido por el señor de ala ancha.... embelesada, trastornada e inmensamente excitada, siguió meciéndose en sus brazos mientras piazzola les envolvía en su magia, .... 

Tiro sus gafas a la mesa, furioso, dolido ,ansioso y perdido.... pues todavía palpita entre sus costillas .... el recuerdo de ese tango maldito ...
Y la realidad se esfumó ,en un instante, tan solo quedó su mirada, sus labios lascivos acercarse a su cara, como su mano apretó su cadera y la pegó a ella.... y fue entonces, cuando el cazador se convirtió en presa, y mientras bailaba entre el estupor y la sorpresa .... sus carnes se despedazaban entre viles colmillos, que buscaban su pecho, entre gemidos.... y ensimismado en el calor de sus brazos, dejo caer sus años, rompiéndose en mil pedazos, reclutando sus llantos para una formación imprecisa pero arrolladora .... apenas lo sintió, pues ya no sentía nada... ni la daga clavada, ni el corazón estrellado contra la barra, que se deslizaba entre vasos rotos y tragos inacabados, sueños pegajosos ron apagado .... y en ese momento, con sus rodillas clavadas, derrotado y muerto en vida....ella sonreía ,jovial y chisposa... mientras caminaba entre sombras y las ultimas notas de este tango ...
Insthar




Publicar un comentario