domingo, 18 de noviembre de 2012

Si te vas....




Y  se convierten en una bandada de pájaros negros, que moviendo sus alas huyen de tus manos. Manos de largos y huesudos dedos, que pretenden agarrarlos y acercarlos a su pecho. Huyen despavoridos atemorizados por tus gritos estridentes y desquiciados, que destilan una aguerrida necesidad de sentir la primavera en la piel, y que la raíces de bellas flores penetren hasta enriquecer de sabia tu corazón, brillando por el verde de tus ojos. 
Pero tan sólo sigues moviendo tus brazos, elevando tu cuerpo mediante pequeños saltos, que despegan tus pies de la tierra para caer estruendosamente nuevamente. Y en cada caída, tus huesos cantan una melodía en do menor de crujidos artríticos, mientras sigues soñando agarrar esos pájaros que hace tiempo que escaparon....
Y sigues aleteando tus brazos, para caer en un mar de algas....de negras algas que acorralas tus extremidades, y te evocan a la máxima quietud , al tiempo que tus pulmones no cesan de engullir litros de realidades, ahogando a esperanza una pequeña estrella de mar que cuelga en tu cuello.... 
En un instante, de lucidez, imaginas ser un pez....y boqueas , dejando que por tus ojos mir el más pétreo terror, hasta que .... te vas.... hasta que no sientes el agua en los pulmones ,ni el aire en tu piel y te vas...
Una rendición al poder del mar .... una rendición a un cuento de niños en el que el lobo se comió a caperucita ...
Si te vas .... habrá que volver a empezar ... 
...en otro espacio, en otro lugar, con otro nombre o simplemente sin mas....
Insthar
Publicar un comentario