viernes, 1 de febrero de 2013

ANTE TI...

http://www.youtube.com/watch?v=9JGgebq83Xo&feature=PlayList&p=A7E7C5B31508214A&index=6

Me postró ante ti. En mi cintura, descansa mi fatigada espada, junto a las huellas de aquellos que sufrieron bajo mi supremacia. Mi cuerpo esconde cientos de heridas, traiciones y dolor, que todavian supuran lagrimas de sal. Mis musculos congestionados me impiden seguir con mi camino, seguir con mi lucha y cercenar tu altanera sombra, con mis propias manos y que la hoja de mi espada acaricie con sensualidad tu gaznate. Todavia hierve mi alma por aniquilar tu poder, con el que utilizas a pobres confiados, a seres inocentes que creen las bellas palabras, con las que nos ciegas, con tus paraisos artificiales repletos de magia, estrellas y luz. Bajo tu imagen delicada, romantica y bucolica, nos muestras un jardin donde las flores perfuman una vida apatica, donde la fresca hierba nos alienta en un mundo oscuro, donde los angeles cantan melodias que nos hacen volar, soñando con principes azules que siempre destiñen.

Me postro ante ti, mientras la furia corretea enloquecida por mi cuerpo, que agotado y consumido, ya no puede elevarse sobre ti, para ejercer la tortura con la que nos bendices, tras probar las mieles mas dulces de una hermosa locura.

En mi mente, tan solo el deseo, de que cientos de agujas finas e incisivas penetren en tu piel tan lentamente, que sientas como se rasga como una delicada tela, para que con su punta afilada roce con sutileza inducida, los nervios de tu cuerpo. Deseo que sientas, como un dolor inaudito se acomoda en ti, como los pulmones se consumen en la soledad, se ocultan del oxigeno que intenta entrar en ellos. Como tu corazon, se apaga como el fuego de una hoguera para que, con el tiempo, tan solo las cenizas de este, vuelen por el interior de tu pecho. Tus organos, que descansan en tu vientre, se pudran bajo la nostalgia y la añoranza mas cruel, como tus ojos ciegos no vean mas allá que un recuerdo marchito y lejano, de un sueño que efimero y etereo se esfumó entre tus brazos.

Me postró ante ti, pidiendo clemencia, en mi mirada el odio mas atroz.En mi garganta, busca la salida, el grito mas ensordecedor, reclamando el descanso del guerrero, exigiendo que con tus rudas y huesudas manos ,arranques mi corazon para no poder sentir mas, tu poder sobre mi.


Con su magnificiencia miró mi diminuta y oxidada figura, con una sonrisa triunfante en su rostro . Su dedo se dirigió a mi pecho , su larga uña de metal siguió la linea que cruza mis senos y sin titubeos, cogió lo que hace tiempo estaba en su poder, mi corazon. Elevó la mano, y observó divertido, sus latidos energicos y vivos.

La sonrisa ya no prende en mi rostro, mis ojos han perdido en el camino las luces, que otrora lo vestian de un azul intenso.Mi piel ya no luce un sonrosado color, el blanco se ha apoderado de ella.
Pero.... sigo aqui, con mi espada en la cintura.
Insthar
Publicar un comentario